Rogers Hall | Blog

Te acompañamos en la extraordinaria tarea de educar a tu hijo.

La importancia de un buen estado de ánimo para el aprendizaje

[fa icon="calendar"] 21-dic-2020 13:00:00 / by Colegio Rogers Hall

Colegio Rogers Hall

En el proceso de aprendizaje de una persona, lo que abre la puerta a aprender son las emociones, facilitando así la consolidación de los recuerdos y explorando un mundo de conocimiento. 

 

Dentro del procesamiento de la información, juega un papel fundamental el sistema límbico donde se alberga nuestro “cerebro emocional”. De esta manera, es esencial tener claro que el estado de ánimo de los niños en su momento de aprendizaje, así como las emociones con que relacionen su trabajo, van a ser un factor determinante para todo su proceso de desarrollo. 

 

Cada emoción suele actuar como guía para la obtención del aprendizaje, de forma que etiqueta las experiencias como positivas convirtiéndolas en atractivas para aprender o como experiencias negativas, susceptibles de ser evitadas, por lo tanto, para que un recuerdo perdure en la memoria ha de ir asociado a una emoción, a ser posibles positiva. 

 

Lo que se debe hacer para un buen estado de ánimo para el aprendizaje

 

Motivar y ofrecer a tu hijo las máximas herramientas para su crecimiento es el objetivo que todo padre persigue. Existen muchos modos de hacerlo por lo cual te dejamos 6 sencillos consejos útiles para promover la motivación en los niños:

  1. Ten las expectativas adecuadas
    Los niños son muy conscientes de cómo los padres los perciben y, muchas veces, ajustan sus expectativas según lo que piensen los padres. Por ello, si esperas que tu hijo triunfe, es muy posible que su motivación y probabilidades de éxito sean mucho mayores. 
     
  2. Ayuda a tu hijo a fijarse metas
    Es importante enseñar a tu hijo a establecer metas propias, que le ayudarán a estar más motivado y conseguir sus objetivos.
     
  3. Encuentra maneras de enseñarle a tu hijo que la escuela es importante
    Si mostramos a los hijos nuestro propio interés y entusiasmo por la educación, ellos adoptarán la misma actitud.
     
  4. Ten una actitud positiva hacia la escuela 
    Si tu hijo observa que percibes las tareas escolares de una manera positiva e interesante, él lo percibirá de la misma manera. Apoya el estilo de aprendizaje de tu hijo. Cada niño tiene una manera predilecta de estudiar y aprender, que es más natural y motivadora. Ayúdale a descubrirla y fomenta que la utilicen de la mejor manera posible.
     
  5. Utiliza un lenguaje que le anime
    Alentar a los niños motiva mucho más que elogiarlos. La diferencia entre estas dos formas de motivación es que alentar implica que el niño se evalúe a sí mismo de manera positiva; con palabras de aliento reconocemos su esfuerzo. 
    El elogio se refiere más concretamente a los triunfos y se suele utilizar cuando los niños han actuado de la manera esperada, mientras que el aliento se puede ofrecer independiente del desempeño y resultados del niño, se trata más de animar a que la próxima vez se haga mejor.
     
  6. Fomenta la fortaleza en tu hijo
    Los niños fuertes son más susceptibles a estar motivados, por ello, es importante promover la fortaleza en tu hijo. Si un niño no es fuerte internamente, su motivación disminuye mucho y ve pocas vías para salir adelante en medio de la adversidad. La fortaleza hace que estén preparados ante las adversidades y que se enfrenten a ellas y tengan capacidad de resolver muchos problemas, aprovecharán sus puntos fuertes y se darán cuenta de que todos cometemos errores y de que son oportunidades para aprender.

 

Aprender en ambientes motivadores no solo los preparará de mejor forma a estudiar, sino que también perdurarán esos conocimientos mucho más tiempo en su memoria. 

Recuerda que un niño feliz, es un niño dispuesto a aprender y obtener conocimientos para aplicarlos en su vida.  

Rogers Contigo