Rogers Hall | Blog

Te acompañamos en la extraordinaria tarea de educar a tu hijo.

Lo que debes decirle a tu hijo en su primer día de kínder

[fa icon="calendar"] 19-ago-2016 16:52:17 / by Colegio Rogers Hall

Colegio Rogers Hall

A partir de los 3 años tu hijo comenzará a ir al kínder, y su primer día de clases será un momento que atesorarás para siempre: será el inicio de una etapa diferente de su vida, lo verás separarse un poco de su núcleo familiar, conocer y convivir con otros niños, aprender miles de cosas nuevas y comenzar a ser parte de una comunidad en la que, a diferencia de su familia, no será el centro de atención.

43159429_l.jpg

¿Cómo debes prepararte tú?

Prepárate: cuando veas a tu hijo cruzar la puerta de la escuela en su primer día de kínder, tu corazón va a latir muy rápido y no vas a poder evitar derramar un par de lágrimas. “¿En qué momento creció tanto?”, te preguntarás para tus adentros. Vas a recordar el primer día que lo tuviste en tus brazos y te vas a sorprender de lo mucho que tú también has crecido. Felicidades: éste también será el inicio de una nueva etapa en tu vida.

¿Qué debes decirle a tu hijo cuando entre a la escuela?

Para tu hijo, el primer día de kínder será muy especial, y tú puedes ayudarlo a evitar que este cambio no se vuelva un acontecimiento triste sino que se vuelva un motivo de alegría. ¿Sabes qué decirle a tu hijo cuando vayas a dejarlo a su primera escuela? Aquí te damos algunos consejos.

Dile “aquí voy a estar cuando salgas de clases”, en lugar de convencerlo con mentiras

Decirle cosas como “voy a estar en el salón cuando llegues”, o distraerlos para alejarte sin que te vean sólo le harán sentir que traicionaste su confianza y volverán la escuela un sitio negativo. Déjales muy claro que ésta no es una separación definitiva, que se trata de un tiempo donde él puede hacer las cosas que más le gustan y que estarás ahí al final de la jornada.

Dile “yo también te voy a extrañar”, en lugar de “no llores o me vas a hacer llorar”

El llanto es una expresión humana completamente natural, tanto en niñas como en niños. Hazle sentir que no tiene nada de que avergonzarse, y que tú también compartes sus sentimientos. Pero no utilices eso como un chantaje: pensar que sus emociones pueden hacerte sentir mal pueden llenarlo de culpa en su primer día de escuela.

Dile “estoy orgulloso de ti”

Díselo todos los días, cada vez que te comparta sus logros, especialmente en esa ocasión tan especial: entrar al kínder es un momento para el que se han preparado juntos y significa un gran logro en la vida de tu hijo. Celébralo con él y asegúrate de que no cruce la puerta de la escuela sin antes saber todo lo que significa para ti.


Nuevo llamado a la acción

 

Dile que va a hacer nuevos amigos

21788266_l.jpg

Hasta ahora, su vida probablemente ha estado rodeada de gente adulta, pero al entrar a la escuela, se encontrará con otros niños, entre los cuales aprenderá a compartir sus cosas y su tiempo. Haz que el primer día de clases no sea una despedida de su familia, sino una bienvenida a nuevos amigos.

 

Dile “Estoy muy feliz por ti”

Hazle saber que el primer día de kínder es una experiencia positiva. Dentro de lo posible, intenta que no te vea llorar: es importante que todos a su alrededor expresen la alegría que esta nueva etapa significa para su familia.

Sobre todo, dile lo mucho que lo quieres

Siempre, al inicio y al final del día, recuérdale la fortuna que es tenerlo en tu vida. No pierdas ocasión para hacerlo sentir querido y acompañado, y si te cuesta trabajo expresarte con palabras, hazlo con gestos significativos. Al final del día, no olvides preguntarle cómo le fue, qué cosas aprendió, cómo se llaman sus amigos. El inicio de su etapa escolar puede ser una ocasión perfecta para estrechar los lazos entre padres e hijos.

 

planificador semanal para la familia